Focaccia de aceitunas negras y orégano




Cuando vamos a un italiano siempre pedimos este entrante para compartir, nos encanta, así que cuando ví esta focaccia en Bocados dulces y salados, me guardé la receta para probar a hacerla en casa.

Tengo que decir que nada más sacarla del horno está muy buena, pero cuando se enfría pierde mucho, así que comérosla recién hecha.


Ingredientes:

- 250 ml de agua templada
- 4 cucharadas de aceite (2 para la masa y las otras 2 para pincelar)
- 2 cucharaditas de sal
- 2 cucharaditas de azúcar
- 450 gramos de harina de fuerza
- 1 sobre de levadura de panadero
- aceitunas negras y orégano

Preparación:

Poner todos los ingredientes (nemos las aceitunas negras y el orégano en un bol y trabajar la masa hasta que nos quede compacta y nada pegajosa. Tapar con un paño y dejar levar durante una hora en un lugar templado y sin corrientes (yo lo metí dentro del horno apagado).

Pasado este tiempo, forramos la bandeja del horno con papel y extendemos la masa dándole forma rectangular con la yema de los dedos.

Pincelamos la superficie con las otras dos cucharadas de aceite, haciendo hoyitos con los dedos, esparcimos el orégano y ponemos las aceitunas negras.

Calentar el horno a 50º y cuando llegue a esa temperatura lo apagamos y metemos la focaccia dentro. Dejamos levar durante media hora, se formarán burbujas en la superficie.

Sacamos la masa del horno, la dejamos en un sitio sin corrientes y precalentamos el horno a 180º. Horneamos la focaccia unos 20 minutos, hasta que veamos que está doradita, ¡y a comer mientras está aún calentita!

Eva

3 comentarios:

  1. ¡Me encanta! ¿Sabes? me resulta ideal para el finde a la hora de ver una peli.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. mmmmmm!!! que rico nena, menuda pinta!!!!

    Besicos.

    ResponderEliminar
  3. Aunque dudo mucho que a mi me salga la masa...yo un 0 patatero en la cocina!

    Más besicos.

    ResponderEliminar

Instagram