Whipped cream bundt cake

whipped cream vanilla bundt cake



¿Whipped cream bundt cake? ¿Con nata montada en la masa? Eso fue lo que pensé al ver este bundt cake por primera vez, el resultado, un bundt cake con una textura increíble, suave, esponjoso y con un sabor delicioso. ¡Si lo haces se convertirá en tu bundt cake favorito!


Tenía tantas ganas de hacer un bundt cake en uno de los preciosos moldes de Nordic Ware, siempre veía fotos de otras blogueras y me moría de la envidia. Ya había preparado bundt cakes antes en el típico molde redondo con chimenea, y ricos estaban claro, pero les faltaba el componente estético.

Así que cuando el día de Reyes recibí de regalo el molde Heritage, fui corriendo a por mi libro de El Rincón de Bea, a ver con qué receta lo iba a estrenar.



whipped cream bundt cake



Os confieso que esta receta no fue mi primera elección, quería hacer otra, pero justo cuando estaba preparada para ponerme con ella me di cuenta de que se me había olvidado dejar la mantequilla fuera de la nevera para que estuviera a temperatura ambiente, ¡qué cabeza! Bueno, no pasa nada, la pongo un ratito al lado de la calefacción y ya está. En esas estaba cuando, leyendo de nuevo la receta, me di cuenta de que los ingredientes eran para un molde de 18 cms, ¡el mío era de 25! Que sí, que aumento los ingredientes y ya está, ¡pues no! Resulta que no tenía suficiente crema agria para hacerla, ¡qué rabia!



whipped cream vanilla bundt cake



Total, que después de un par de recetas más descartadas porque no tenía todos los ingredientes que necesitaba, llegué hasta la página de este whipped cream & vanilla bundt cake, qué curioso, con nata montada, y resulta que tenía no 1, ni 2, ¡sino 3 botes de nata líquida para montar en la nevera! El resto de los ingredientes también los tenía, y la receta era para un molde de 25 cms, así que me puse manos a la obra.

Mientras se horneaba el olor era maravilloso, esa tarde tenía visita e iba a sacar mi bundt para la merienda, normalmente si tengo invitados no me arriesgo con una receta nueva, pero lo cierto es que lo único que me preocupaba es que se me rompiera al desmoldar, siendo una receta con el sello de Bea, sabía que iba a estar deliciosa.

No me extraña que estos moldes tengan la fama que tienen, es totalmente merecida, nada más dar la vuelta al molde el bizcocho salió suavemente, y el dibujo era perfecto, no se quedó ni una miguita pegada en el molde. Si quieres hacerte con uno, lo puedes comprar en la web de Claudia & Julia, haciendo click aquí.



whipped cream vanilla bundt cake



Y el sabor, ¡madre mía! Nos encantó a todos, tienen una miga compacta pero a la vez es muy ligero y nada empalagoso, tiene un sabor increíble, ¡hasta mi marido que nunca come dulces se comió un trozo y repitió al día siguiente para desayunar! Sin duda, lo haré muchas más veces, porque de los que he probado es de mis favoritos.

Y después de todo este rollo, vamos con la receta.


Otras recetas que te gustarán:

- Death by Chocolate Bundt Cake
- Chocolate Guinness Bundt Cake
- Red Velvet Bundt Cake



Ingredientes:

- 200 g de harina todo uso
- 50 g de harina de maíz (Maicena)
- 2 cdtas de polvo de hornear (levadura química, Royal)
- 3/4 cdta de sal
- 285 ml. nata líquida para montar bien fría
- 3 huevos L
- 200 g de azúcar
- 2 cdtas de pasta de vainilla

Preparación:

Yo la he hecho con KitchenAid, pero también se puede usar una batidora de varillas. En Thermomix también debe quedar bien, pero no he probado.

Lo primero es poner el horno a precalentar a 175 ºC.

Engrasa un molde de bundt (de los que tienen chimenea en el centro) con mantequilla o spray desmoldante. Como era mi primera vez con un molde Nordic Ware y tenía miedo a que no me saliera bien o se me rompiera, compré un spray desmoldante para asegurarme de tener un buen resultado, pero seguro que con mantequilla se desmolda genial también. Si eres miedoso como yo, puedes comprar el spray desmoldante en la web de Claudia & Julia.

En un bol, tamiza la harina, harina de maíz, polvo de hornear y sal. Reserva.

En la KitchenAid, batir la nata líquida hasta que quede montada, con cuidado de no pasarte, ya que si no se convierte en mantequilla. Pasa la nata a otro bol y reserva.

De nuevo en la KitchenAid, bate los huevos a velocidad media-alta durante 3 minutos. Pasado este tiempo y sin para la batidora, ve incorporando el azúcar cucharada a cucharada para que se disuelva bien. Este paso serán 5 minutos más, para que los huevos doblen el volumen y queden espumosos, Cuando falta 1 minuto, añade la pasta de vainilla.

Con la batidora a velocidad media, ve añadiendo la mezcla de harina en 3 veces a los huevos batidos. Cuando toda la harina haya quedado bien integrada, añade la nata montada también en 3 veces sin dejar de batir.

Vierte la mezcla en el molde echándola por un lado y en un chorrito, así la mezcla se va repartiendo bien por el molde. Una vez esté toda la mezcla en el molde, da un par de golpes secos contra la encimera para que no queden burbujas de aire.

Hornea aproximadamente unos 35-45 minutos (en mi horno con 35 minutos estaba perfecto), asegúrate de que está listo pinchándolo con una brocheta, cuando salga limpia ya está.

Pon el molde sobre una rejilla y déjalo enfriar durante 10 minutos. Pasado el tiempo, desmolda dándole la vuelta y deja que enfríe por completo sobre la rejilla.

Eva

2 comentarios:

  1. ¡Buenoooo! al fin distes con todos los ingredientes, el molde es precioso y la receta divina.

    ResponderEliminar
  2. Jijiji, pues tus invitados casi se quedan sin merienda! el molde me parece precioso, a ver si me hago de una vez con uno pero es que llevo una racha de gastos...

    ResponderEliminar

Instagram