Magdalenas de chocolate

Magdalenas de chocolate


Estas magdalenas de chocolate son perfectas para el desayuno o la merienda, son bastante ligeras a pesar de ser de chocolate, así que lo difícil es comerse sólo una.


La verdad es que esta no era la receta que pensaba preparar para esta semana, si bien pensaba preparar magdalenas, pero no de chocolate, tenía en mente otra receta que se ha quedado en la lista de pendientes.

Lo que ocurrió es que el otro día estaba echando un vistazo al libro "Cookbok" de The Hummingbird Bakery y al ver esta receta de magdalenas de chocolate me entró un antojo muy grande y tuve que hacerlas, es lo que tiene el embarazo, ¿verdad? Jejeje.



Magdalenas de chocolate



A pesar de llevar cacao y pepitas de chocolate no son unas magdalenas densas, de hecho a mí me resultan bastante ligeras para ser de chocolate, así que no llenan mucho, lo cual es un peligro, porque si no te das cuenta ¡te comes la docena de una sentada!




MAGDALENAS DE CHOCOLATE



Tiempo de preparación:
Tiempo de cocción:
Tiempo total:

Raciones: 12-14

Ingredientes: 

- 2 huevos
- 200 g de azúcar
- 130 g de harina de uso común
- 50 g de cacao en polvo (tipo Valor)
- 2 cdtas de polvo de hornear (levadura química)
- una pizca de sal
- 160 ml de leche
- 1/4 cdta de extracto de vainilla
- 160 g de mantequilla
- 120 g de chocolate negro troceado

Preparación: 

Pon el horno a precalentar a 170 ºC.


Derrite la mantequilla en el microondas y reserva.

Pon en un bol los huevos y el azúcar y bate con una batidora de varillas (o con el accesorio pala si usas KitchenAid o similar) hasta que la mezcla quede pálida.

En otro bol, tamiza la harina junto al polvo de hornear, el cacao y la sal. En otro bol, mezcla la leche con el extracto de vainilla.

Empieza añadiendo un tercio de los ingredientes secos a la mezcla de huevo y azúcar batiendo a velocidad baja hasta que quede bien mezclado. Alterna con la leche de modo que añadas los ingredientes secos en tres veces y la leche en dos.

Añade ahora la mantequilla, que ya estará templada y remueve con una espátula hasta que quede bien incorporada. al principio parece que la mezcla es muy líquida y que va a ser un desastre, pero sigue removiendo que al final coge cuerpo.

Por último, añade el chocolate y remueve para que se reparta bien.

Prepara una bandeja de magdalenas con cápsulas de papel y reparte la masa en las cápsulas, yo uso una cuchara de las de servir helado por cápsula.

Hornea durante 30 minutos o, hasta que al insertar un palillo, éste salga limpio.

Deja que enfríen en la bandeja durante 10 minutos y después pásalos a una rejilla.



Eva

7 comentarios:

  1. Es que son unas magdalenas que invitan al antojo Eva estés o no embarazada porque a mí también se me han antojado y hasta donde sé no hemos encargado un bebé a la cigüeña ja ja ja

    Me alegra verte publicar de nuevo tras el parón navideño ¡y más con una receta tan chocolatosa!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Hola Eva!!
    Me alegra verte de nuevo.
    Espero que a tu peque se coma la patata de mi receta,ya verás que sí.

    Creo que magdalenas de chocolate no he comido nunca. Rellenas de chocolate si.
    Seguro que con un café están buenísimas!!

    besos

    ResponderEliminar
  3. Ay, yo me las comería pero al momento, me encantan las magdalenas de chocolate.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola chocolateras mía! Yo todo el día con ganas de chocolate e intentado aguantar las ganas de comerme una tableta diaria. .. y tú trayendo estas delicias de recetas... jajaaa... ains... ese bebé trae muchas ganas de chocolate me parece a mí!! Feliz finde guapa! Besos

    ResponderEliminar
  5. Eva, felicidades porque entiendo que el antojo viene por tu estado. Siempre es una alegría un bebé en casa.
    Bueno, yo seguro que no estoy de antojo por ese motivo y sí por lo ricas que parecen. Me encanta el chocolate, es verlo y parar a “mirar” con los cinco sentidos.
    Tienen un aspecto maravilloso y sí que tienen el problema que no te comes solo una, al menos yo.
    Muchos besos y buena tarde de domingo.

    ResponderEliminar
  6. Tú siempre preparando cosas riquísimas y fáciles de elaborar para no tener excusa. Espero poder hacerlas cuanto antes porque no tienen desperdicio.
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Ay, lo que me faltaba, comerme una docena de magdalenas de una sentada, jajaja. Tu tienes excusa, pero las demás...Muy ricas, Eva :)

    ResponderEliminar

Instagram