Bica blanca de Laza con y sin Thermomix

Bica blanca de Laza con y sin Thermomix


La bica blanca de Laza es un bizcocho delicioso y aireado, con una costra dulce y crujiente y un interior tierno y muy sabroso.


Aunque he estado muchas veces en Galicia (todos los inviernos nos escapamos unos días para ir a O'Grove a comer centollo) nunca he comido la bica blanca de Laza allí. Este dulce lo conocí hace ya unos cuantos años gracias a un compañero del trabajo que es de Verín y que, cada vez que se subía para su tierra, nos traía este exquisito dulce para desayunar en el trabajo.



Bica blanca de Laza con y sin Thermomix



Desde la primera vez que la probé tenía pendiente intentar hacerla en casa, pero por más que miraba recetas, no encontraba una que me convenciera, ¡hasta que el otro día di con esta! Habiendo probado la bica original, he de decir que el resultado de esta receta es muy bueno, hasta mi marido, que nunca nunca come dulce y ni siquiera prueba las cosas que hago, ¡se comió dos trozos para desayunar y me dijo que estaba riquísima!



Bica blanca de Laza con y sin Thermomix



La receta es muy fácil de hacer, sólo lleva 4 ingredientes, la única dificultad que tiene es montar las claras y la nata, para lo cual necesitarás la ayuda de una batidora de varillas o la Thermomix, por lo demás es muy sencilla y es imposible que salga mal.




BICA BLANCA DE LAZA



Tiempo de preparación:
Tiempo de cocción:
Tiempo total:

Raciones: 12

Ingredientes (para un molde rectangular de 24x17 cm o cuadrado de 20x20 cm): 

- 5 claras de huevo
- 300 g de azúcar
- 220 g de harina
- 200 ml de nata de montar ( > 35% m.g.)

Preparación: 

PREPARACIÓN TRADICIONAL:


Pon el horno a precalentar a 180 ºC, calor arriba y abajo y con la bandeja en posición central.

Tamiza la harina, reserva.

Monta las claras con el azúcar casi a punto de nieve.

Una vez montadas, ve añadiendo la harina poco a poco hasta que quede bien incorporada. Reserva.

Monta la nata bien fría y añádela a la mezcla de claras y harina con movimientos envolventes para que no se bajen las claras.

Vierte la masa en un molde cuadrado o rectangular forrado con papel de horno. Espolvorea la superficie con bastante azúcar.

Hornea durante unos 30 minutos o hasta que, al pinchar con un palillo, éste salga limpio.


PREPARACIÓN CON THERMOMIX:

Pon la mariposa en las cuchillas, vierte las claras en el bol y programa 9 minutos, 37 º, velocidad 3 y 1/2. Cuando hayan pasado 4 minutos, añade el azúcar.

Tamiza la harina. Pon velocidad 3 y 1/2 sin tiempo ni temperatura y ve incorporando la harina poco a poco por el bocal. Vierte en un bol la mezcla y reserva.

Con el vaso bien limpio y la mariposa en las cuchillas, vierte la nata bien fría y programa velocidad 3 y 1/2 sin tiempo, vigilando cuando la nata está montada para evitar que se convierta en mantequilla. Cuando cambie el ruido que hace es que ya está montada, pero mejor ir mirando.

Añade la nata a la mezcla de las claras con movimientos envolventes para que no se bajen.

Vierte la masa en un molde cuadrado o rectangular forrado con papel de horno. Espolvorea la superficie con bastante azúcar.


Hornea durante unos 30 minutos o hasta que, al pinchar con un palillo, éste salga limpio.


Fuente: Bikisimas

¿Conocías la bica blanca de Laza? ¿Te animas aún a encender el horno o ya le has dado vacaciones hasta después del verano?

Eva

13 comentarios:

  1. ¿Y cómo puede tu marido resistir la tentación de probar siquiera lo que haces con la buena pinta que tiene? Al mío casi le tengo que esconder las cosas (y menos mal porque así los kilos van para su cuerpo y no para el mío ja ja ja)

    La bica te ha quedado con una pinta espectacular ¡no me extraña que sucumbiera a la tentación! yo creo que también habría repetido ¡tiene que estar deliciosa!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ves Cuca, a mí que me encanta hacer dulces y tengo un marido al que no le gusta ni el chocolate ni los dulces en general.

      Un besazo.

      Eliminar
  2. Hola Eva!!
    Ya veo que tu marido es listo ehhh!!
    No ha podido resistirse a tal manjar!! Y es que no es de extrañar ya que la foto lo dice .
    todo!! Pintaza!!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me sorprendió mucho, esperaba que como mucho le diera un mordisquín por probarlo, que es lo que suele hacer cuando prueba las cosas que hago. ¡Besos guapa!

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Eva!! Yo conozco la bica blanca, sólo, gracias a mis amigas blogueras gallegas cuando he visitado sus blogs. No he tenido el placer de probarla, y cuando estuve en O´grove, tampoco. La verdad es que se ve muy esponjosa y rica, comprendo que tu marido no se pudiera resistir a ella.
    A mi marido tampoco le iba el dulce, y aunque sigue siendo muy de salado, mis postres si que se los come, aunque no es de bizcochos, si que se los toma, a veces, en invierno, mojados en la leche, pero vamos, prefiere otro tipo de dulces. Pero reconozco que se ha vuelto más goloso de lo que era. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, yo no consigo que el mío se haga más goloso, pero la vida me ha dado un hijo que es tan goloso como su madre, así que al menos ya tengo con quien compartir las cosas que preparo jeje. Besos.

      Eliminar
  4. Eva conocía esta bica de verla en los blogs amigos gallegos, y la verdad es que a súper fácil no hay quién le gane, aunque nunca la he probado. Por cierto que es una de las cientos de recetas que tengo guardadas, pero que al final como siempre voy a prisa y corriendo, acabo comprando en el obrador de mi primo, o tiro de lo que domino (bueno lo de los preparados que utilicé para mi cumple no es algo que haga habitualmente, jajaja)
    Como siempre te ha quedado espectacular (me gusta más que la que te inspiró), no me extraña que tu marido pierda la cabeza con ella y repita, jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Concha! Yo la verdad es que, quitando la receta que preparo todas las semanas para el blog, tampoco tengo tiempo de hacer más cosas, ni de comerlas jajaja, lo malo que tiene es que nunca suelo repetir recetas por falta de tiempo, así que no sé yo cuando volveremos a comer esta deliciosa bica.

      Besos.

      Eliminar
  5. Hola Eva !! yo si la he probado,y que buena esta , la tomábamos para desayunar en OGrove, pero no la he preparado ,me quedo con tu receta ,que se ve estupenda
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy rica, anímate a hacerla en casa que no se tarda nada ;)

      Besos.

      Eliminar
  6. Eva, me encanta la pinta tan diferente a un bizcocho normal. A mi marido sí le apasiona el dulce y por eso hay que tener cuidado, todo le gusta. Nunca había oído hablar de esta boca, muy interesante. No has puesto una foto entera y ¿entiendo que se sirve cortada así en rodajas? Me ha encantado y como tengo Thermomix seguro que la probaré. Besos y gracias por la receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patty, la tercera foto es la bica tal y como sale del horno, luego para servirla se corta en cuadraditos, como los que se ven en las otras fotos. Pruébala que ya verás qué rica está, y con la Thermomix se hace en un momento.

      Besos.

      Eliminar
  7. Bica y no boca, este traductor me lleva por la calle de la amargura ( y no leo antes de publicar, !Ay! Madre)

    ResponderEliminar

Instagram