Magdalenas de pueblo con Thermomix

Magdalenas de pueblo con Thermomix


Estas magdalenas de pueblo son deliciosas y con ayuda de la Thermomix se hacen en un momento, el resultado, unas magdalenas esponjosas con mucho sabor y muy sanas, ya que al prepararlas en casa sabes lo que te estás comiendo.


Arrancamos una semana más y lo hacemos con unas deliciosas magdalenas, y es que me tengo debilidad por ellas y, a pesar de tener varias recetas publicadas y tener mi receta de magdalenas preferida, no dejo de probar otras recetas que me voy encontrando en libros o en la red, me puede la curiosidad.

Si no tenéis Thermomix las podéis preparar igual, tan sólo necesitáis la ayuda de una batidora.



Magdalenas de pueblo con Thermomix



En la entrada anterior os comentaba que iba un poco loca con el tema del bebé porque quería hacer muchas cosas antes de que naciera, ya que por la experiencia de mi primer hijo, sé que las primeras semanas/meses son una locura y, al menos yo, no tenía tiempo para nada.

El caso es que el cansancio al final me puede y no estoy haciendo todo lo que tenía pensado hacer, pero al menos ya he preparado las bolsas del hospital (estoy de casi 34 semanas), ahora me falta intentar dejarme cosas preparadas para publicar en el blog y tuppers congelados con comida para las primeras semanas, que la otra vez, como tenía a mi hijo todo el santo día enganchado a la teta y la cuna y el carro tenían pinchos, pues me alimentaba a base de cheetos y sandwiches, y esto no puede ser jajaja. Esta vez no me pilla de nuevas y quiero intentar organizarme mejor.

Bueno, no me enrollo más y os dejo con la receta de las magdalenas de pueblo, sí que quiero pedir perdón a mis amigas blogueras porque tengo sus casas muy descuidadas y también a las que estáis apuntadas a mi lista de correo porque últimamente no os estoy avisando por correo de las nuevas recetas.



MAGDALENAS DE PUEBLO CON THERMOMIX



Tiempo de preparación:
Tiempo de cocción:
Tiempo total:

Raciones: 18-24 (depende del tamaño de los moldes)

Ingredientes: 

- 250 ml de aceite de oliva
- 250 ml de leche
- 3 huevos L
- 250 g de azúcar
- 1 cdta de extracto de vainilla
- 375 g de harina de fuerza (o harina normal si no tienes)
- 16 g de polvo de hornear (levadura química tipo Royal)

Preparación: 

Pon la mariposa sobre las cuchillas y añade los huevos, el azúcar y el extracto de vainilla, programa 4 minutos, 37 ºC, velocidad 2.


Acabado el tiempo, programa 6 minutos, 37 ºC, velocidad 2 y, durante los 3 primeros minutos, vierte el aceite poco a poco sobre la tapadera con el cubilete puesto. Haz lo mismo con la leche durante los 3 minutos restantes.

Quita la mariposa.

Añade la harina tamizada con la levadura y programa 2 minutos, 37 ºC, velocidad 3. 

Deja reposar la masa en la nevera un mínimo de una hora, luego reparte la masa en los moldes que habrás preparado con cápsulas de papel, espolvorea un poco de azúcar y hornea a 200 ºC durante 15 o 20 minutos con calor arriba y abajo. Comprueba con un palillo y, cuando salga limpio, están listas.

Deja reposar en el molde durante 10 minutos y, a continuación, desmolda y deja enfriar por completo sobre una rejilla.

Fuente: Velocidad Cuchara

Espero que os haya gustado la receta de estas magdalenas de pueblo y que si la preparáis me lo contéis en un comentario, ¡me hace mucha ilusión cada vez que me dejáis uno!

Eva

11 comentarios:

  1. Hola! Tienen una pinta deliciosa! No te agobies con el blog y disfruta de la recta final del embarazo que nosotras seguiremos aquí! Besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa, es que me da rabia no poder llegar a todo, pero es lo que hay.

      Eliminar
  2. ¡Hola Eva! Qué buenísima pinta tienen tus magdalenas. Seguro que alguna has congelado para disfrutar cuando llegue el bebé (que por cierto creo que aún no nos has contado cómo se va a llamar o a mí, que tengo la cabeza ida, se me ha olvidado ya)

    Tranquila con el tema del blog. Cuando nació Lara yo paré cinco meses y después la gente siguió visitándome ¡es más que comprensible dejar este tema aparcado cuando llega un bebé a casa!

    Con Lara me pasó igual que a ti. Cinco meses con gases, sólo se calmaba en el pecho ¡pocas noches que pasé sentada en el sofá con la niña de un pecho a otro! y consentía dormir en el cojín de lactancia pero si la dejabas en el carro o la cuna ¡menudos gritos! Me pasó como a ti, los compré con pinchos ¡y mira que fueron caros! Claro que estas son las cosas de la maternidad que no todas cuentan ¿verdad?

    Mucho ánimo y haz lo que te apetezca estas últimas semanas ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca creo que no había dicho nada del nombre, bebé se va a llamar Álex, es un nombre que siempre me ha gustado mucho aunque es cierto que ahora hay bastante boom con ese nombre, al menos en Madrid, pero bueno.

      Es cierto que nadie te cuenta la parte dura de la maternidad, ves las cuentas de las instamamis por ejemplo y parece que todo son corazones y confetti, pero nadie te habla de las malas noches, de las preocupaciones o de las cunas con pinchos! Jajaja.

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Eva!! ¡¡Qué tentación nos traes!! Y es que no hay nada como unas buenas magdalenas caseras. En mi caso, he probado las mejores magdalenas del mundo mundial, las hace una mujer que me las regala a docenas, pero no me quiere dar la receta, ¡¡y mira que insisto, pero no haya manera!! Pero es que sabe que la subiría al blog y no quiere. Así que de momento, me quedo con tus deliciosas magdalenas.
    Bueno, es normal que ya te encuentres un poco sin ganas de nada, descansa, que ya te falta poco para que se te acabe la tranquilidad, ja, ja. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel tú insiste a ver si conseguimos esa receta jeje, que ya estoy babeando de pensar en esas magdalenas.

      Eliminar
  4. Querida Eva, no te preocupes que aquí lo que interesa es que te cuides, para cuando llegue el bebe´, que por cierto veo que estamos todas por saber ¿qué será niño o niña? Y cómo le pondrás de nombre, ¿cómo lo lleva tu hijo? ahora que pasará a ser el hermano mayor, seguro que también está deseando verlo. Y bueno ya nos lo contarás todo, así también mantienes un poquito la incógnita y nosotras expectantes de que todo salga perfecto, como tu magdalenas, que tienen una pinta súper fabulosa.
    Besitos y ya nos contarás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha va a ser otro niño y se va a llamar Álex. Guille de momento lo lleva bien, me acaricia la tripa y le da besitos, pero claro, veremos cuando el bebé esté fuera de la tripa, en su casa, con su mamá, quitándole tiempo... a ver cómo lo lleva, espero que bien porque le gustan mucho los bebés, pero supongo que tendremos momentos de celos, y es que sólo tiene 2 años y pico.

      Eliminar
  5. Eva, unas magdalenas divinas y de pueblo total, nada de esas “prefabricadas” que de lejos se ve que son plasticosas. A poder ser lo natural no tiene comparación con lo industrial.

    Bueno, te queda muy poquito, espero que te vaya todo bien y que tengas mucha suerte, que siempre hace falta aunque sea para que te toque gente agradable y educada. Me refiero a todos los que te atiendan. Porque gente desagradable tambièn la hay.
    Yo hice también mucho pasillo arriba, pasillo abajo a las tantas de la noche, dicen que luego no te acuerdas; pero yo sí que me acuerdo, no teníamos a nadie que nos ayudara, así que imagínate y encima sin ninguna experiencia. Yo con 23 años tenía ya dos niños, ahora lo pienso y me río.
    Muchos besos y que sea una horita corta y feliz recuerdo para siempre.

    ResponderEliminar
  6. La verdad que como las magdalenas caseras no hay nada! Me gusta esta receta porque es bien sencilla y se puede usar la thermomix que la uso poco.
    Mucho ánimo con el bebé que verás que todo sale bien y pronto podrás tenerlo entre tus brazos, no soy madre pero imagino que eso quitará importancia a todo lo demás y por el blog no te preocupes, todo es organizarse y sino puedes publicar durante un tiempo pues tampoco pasa nada. Muchos besos

    ResponderEliminar
  7. Eva, toma las cosas con calma, lo primero es tu bienestar y del bebé. No pretendas hacer todo como si de una marathon se tratara, ni te preocupes por cosas que no sean prioritarias en este momento. Lo de la buena comida sí que es importante, yo también tuve a mi hija pegada a la teta que no podía hacer nada mas, qué agotador! jaja!
    Te deseo lo mejor con tu bebé y ya nos contarás del nuevo miembro de la familia. Muchas bendiciones!
    Las magdalenas deliciosas con una café con leche, me llevo una!!
    besos!

    ResponderEliminar

Instagram