Galletas tiernas de jengibre

Galletas tiernas de jengibre


Estas galletas de jengibre son unas galletas muy tiernas y llenas de sabor gracias a la mezcla de especias que llevan, tu casa olerá completamente a Navidad.


¡La semana que viene ya es Navidad! Por si aún no tienes muy claro qué hornear esos días, hoy te traigo una propuesta para el desayuno o la merienda. Estas galletas de jengibre no tienen nada que ver con las típicas galletas de jengibre con forma de muñeco que se ven mucho estos días, no, estas galletas son blanditas y tiernas, y se parecen mucho en textura a las Snickerdoodle Cookies, pero con todo el sabor de las galletas de jengibre.



Galletas tiernas de jengibre



Se preparan muy rápido, la única dificultad que tienen es encontrar el crémor tártaro, lo venden en tiendas de repostería y quizás en Carrefour ahora que tienen tantas cosas de repostería se pueda encontrar, se usa mucho para preparar merengue ya que estabiliza las claras.

Y la melaza es el otro ingrediente "raro", pero, como he puesto en la lista de ingredientes, se encuentra en mercadona, si pones en google "melaza mercadona" te sale una foto del bote.



Galletas tiernas de jengibre



Este viernes tenemos la fiesta de Navidad en la escuela infantil de Guille y este año me hace especial ilusión porque al tener 2 años y medio se entera mucho más de las cosas, creo que estas navidades van a ser muy especiales y si ya me gustan mucho estas fiestas de por sí, desde que tengo a Guille las disfruto mucho más. Supongo que a todas las que tengáis niños pequeños os pasará lo mismo, es maravilloso ver el mundo a través de sus ojos, todo les sorprende.

Y hablando de Guille, cada vez que entra en la cocina y ve el tupper con las galletas me pide una, así que puedo decir que han sido un éxito total jajaja.

¡Vamos con la receta!


GALLETAS TIERNAS DE JENGIBRE



Tiempo de preparación:
Tiempo de cocción:
Tiempo total:

Raciones: unas 22

Ingredientes: 

- 113 g de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
- 100 g de azúcar blanco
- 100 g de azúcar moreno (yo he usado panela)
- 113 g de melaza (la venden en mercadona, es un bote que pone miel de caña y lleva una foto de la virgen y el niño Jesús)
- 1 huevo L
- 1 1/2 cdta de jengibre en polvo
- 1 cdta de canela en polvo
- 1/4 cdta de clavos en polvo
- 1/2 cdta de sal
- 1 cdta de crémor tártaro
- 1/4 cdta de bicarbonato
- 285 g de harina de uso común

Para rebozar:

- 50 g de azúcar blanco
- 1 cdta de canela en polvo

Preparación: 

Pon el horno a precalentar a 175ºC. Prepara la bandeja del horno con papel de hornear.


Bate la mantequilla con el azúcar blanco y el moreno hasta que quede esponjosa, unos 2 minutos.

Añade la melaza y los huevos y bate hasta que se integren.

Incorpora el jengibre, la canela, los clavos, la sal, el crémor tártaro, el bicarbonato y la harina, bate hasta que se integre.


En un bol o plato hondo, mezcla el azúcar y la canela. Ve haciendo bolas de masa y rebozándolas en el azúcar, colócalas en la bandeja y aplástalas ligeramente con la mano.

Hornea de 13 a 15 minutos (las mías en 13 minutos estaban listas).

Deja que reposen 5 minutos en la bandeja del horno y después pásalas a una rejilla para que terminen de enfriar.

Se pueden conservar en un recipiente hermético unos 5 días.

Fuente: Handle the Heat

La semana que viene no sé si habrá receta o si me cogeré vacaciones del blog como los niños, hasta después de reyes, o publicaré el martes porque el lunes es Navidad, en cualquier caso, si hubiera receta nueva avisaré por facebook e instagram, así que, si no te lo quieres perder, no te olvides de seguirme en las redes sociales.


¡Felices fiestas! 

Eva

4 comentarios:

  1. ¡Qué gran propuesta Eva! Pensar en navidad y en galletas es todo uno. Me encanta leer que Guille te pide comida, con lo "mal" que lo estoy pasando para que Lara deje los purés leer cosas así me da muchísima envidia, la verdad. Y es que mi niña me ha salido cómoda y fuera de los purés y los yogures no quiere otra cosa salvo gusanitos y poco más. A veces galletas, pero es tan puñetera la chiquilla que cuando come algo, si no lo mastica bien empieza a dar arcadas hasta que vomita así que siempre voy con miedo porque no me gusta la costumbre que está tomando.

    Volviendo a la navidad que es lo que toca te diré que desde que está Lara me gusta mucho más, es como recuperar la ilusión de cuando éramos niños y eso me encanta. Espero que Guille disfrute mucho de su fiesta, la de Lara es mañana ¡ya nos contarás en la próxima entrada! ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Eva!! No hay navidad sin unas buenas galletas de jengibre, y si son tiernas, aún me gustan más, pues no soy mucho de galletas duras, aunque claro, depende de las galletas, si tienen chocolate, me da igual que sean duras, blandas, o como quieran que sean, ja, ja.
    Por cierto, el cremor tártaro también está en los papelillos de gaseosas, esos que utilizamos a veces, para hacer magdalenas, normalmente son el sobrecito blanco, algunas marcas lo ponen en los sobrecitos, esos que normalmente uno es azul y el otro es blanco, así que es más fácil de encontrar de lo que parece. Espero que lo paséis bien en la fiesta de Guille. Te deseo que pases una feliz navidad en compañía de todos tus seres queridos. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego son muy navideñas y ricas a más no poder, si además son tiernas, a mi ya me tienen ganada, en realidad todas tus recetas lo hacen porque tienes una mano prodigiosa para la repostería y posterior presentación.
    Te deseo una muy Feliz Navidad. Nos vemos virtualmente en el Año Nuevo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  4. Si llevan jengibre ya es una buena garantía, ya me gustaría tomar contigo un café y que me obsequiaras con estas galletitas. Como no va a ser posible solo desearte una muy felices fiestas.
    Un abrazo de Blanca desde JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar

Instagram