Snickerdoodles

Snickerdoodles



Creo que la primera vez que vi estas galletas llamadas Snickerdoodles fue hace unos 7 años en algún blog de repostería, ya entonces me llamaron la atención y pensé que algún día tenía que probar a hacerlas. Desde entonces las he visto en muchos blogs, tanto españoles como extranjeros, pero siempre lo iba dejando para más adelante.


El otro día estaba leyendo el libro Bake de Rachel Allen y me topé de nuevo con la receta de las Snickerdoodles, y pensé que ya era momento de lanzarme con ellas. ¡Ahora me arrepiento de haber tardado tanto! Son unas galletas con sabor otoñal por la mezcla de la canela y la nuez moscada, con un corazón blandito, mezcla entre galleta y bizcocho, cuando se hornean impregnan la casa con un olor delicioso.




La receta que he seguido es la del libro de Rachel Allen, a mí me salieron 15 galletas, aunque ella pone que la receta es para unas 26, supongo que las hice demasiado grandes. Espero que os animéis a hacerla porque es muy rápida de hacer y ¡seguro que os encantan!


Ingredientes:

- 125g de mantequilla a temperatura ambiente
- 110g de azúcar superfina* (caster sugar) más una cucharadita más para rebozar
- 1 huevo tamaño L
- 1 cdta de pasta de vainilla
- 250g de harina de uso común
- 1/2 cdta de nuez moscada recién rallada
- 3/4 cdta de polvo de hornear
- una pizca de sal
- 1 cdta de canela molida

Preparación:

Primero vamos a precalentar el horno a 180ºC y a forrar la bandeja del horno con papel de hornear.

Mientras el horno se calienta, ponemos la mantequilla en el bol de la KitchenAid o del robot que tengáis con el batidor de varilla y la batimos hasta que quede blandita. Añadimos el azúcar  y lo mezclamos hasta que la mezcla quede ligera y esponjosa. Añadimos el huevo y la pasta de vainilla y mezclamos hasta que queden integrados.

Añadimos la harina, el polvo de hornear, la nuez moscada y la sal y lo mezclamos todo hasta que la masa quede con consistencia.

Mezclamos la cucharadita de azúcar con la de canela en un cuenco. Usando las manos, cogemos porciones de masa del tamaño de una nuez, hacemos bolitas, las rebozamos en la mezcla de azúcar y canela, las ponemos sobre la bandeja del horno y las aplastamos un poco con la mano. Dejamos unos 3 centímetros de separación entre una galleta y otra.

Las horneamos durante 15 minutos o hasta que veamos que los bordes están firmes (en mi horno las tuve 15 minutos).

Dejamos que reposen 2 minutos sobre la bandeja del horno y luego las pasamos a una rejilla para que terminen de enfriar.


NOTAS:

*El caster sugar es un tipo de azúcar muy fino que es muy popular en Reino Unido, lo podéis encontrar en tiendas de repostería, Yo no tenía, así que he usado azúcar normal que he picado en la Thermomix durante 3 segundos a velocidad 9, podéis hacerlo también en una picadora, eso sí, sólo unos 3 segundos, si lo dejamos más será demasiado fino.

Eva

2 comentarios:

Instagram