Mi primera vez: Galletas decoradas con fondant

Galletas decoradas con fondant



Tenía ganas de estrenar los cortadores que compré en Expotarta, así que aprovechando que hoy no para de llover y hace día de quedarse en casa me he puesto manos a la obra.

La receta que he usado para las galletas es de Bea, no creo que haya receta mejor que la suya, ¡salen unas galletas riquísimas! Además lo explica todo super bien, tengo sus tutoriales de galletas bien guardaditos y los he releído mil veces antes de lanzarme a ello.

Con la receta salen entre 30 y 40 galletas, yo hoy sólo he horneado 6 pequeñitas, el resto las he cortado con los 3 tamaños de los cortadores de cupcake y las he metido en el congelador (sin hornear), pues quiero probar a decorarlas con glasa y hoy ya no me daba tiempo.

De las 6 que he horneado hoy 3 han caído (había que probarlas jeje) y las otras 3 las he decorado con fondant. He usado fondant blanco sabor vainilla, el que puse en la entrada anterior, y lo he teñido con colorantes Wilton, quería conseguir colores pastel, pero tengo la caja de colores básicos y son colores fuertes, a ver si me hago con más colorantes. Ha sido la primera vez que he usado fondant, creo que está a la vista de los resultados, y lo he hecho usando el mismo cortador que he usado para las galletas, un cuchillo y mis manos, así que entre que no tengo herramientas, y que he dejado las capas de fondant un poco gordas... Pero bueno, para ser la primera vez estoy contenta con el resultado aunque tenga muchos fallos, es cuestión de practicar y practicar.



Galletas con forma de cupcake decoradas con fondant



Os pongo la receta de las galletas, aunque supongo que a estas alturas todo el mundo la conocerá del blog de Bea.

Ingredientes:

- 250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente (la he sacado un par de horas antes de la nevera)
- 250 gramos de azúcar glas
- 1 huevo XL a temperatura ambiente (los míos eran L y puse 1 huevo y 1 yema)
- 650 gramos de harina tamizada
- 1 chorrito de leche
- 1 cucharadita de vainilla

Preparación:

Con la batidora de varillas batimos la mantequilla y el azúcar (si cortáis la mantequilla en daditos es más fácil). Cuando se haya mezclado bien, añadimos el huevo y batimos hasta que se integre. Añadimos la vainilla, batimos, y vamos añadiendo la harina poco a poco sin dejar de batir. Yo he llegado a un punto en el que ya no me resultaba cómodo batir ni con las varillas ni con los ganchos amasadores, así que he seguido a mano. Al final obtenemos una masa arenosa.

Echamos un chorrito de leche y amasamos, vamos añadiendo chorritos de leche y amasando hasta que nos quede una masa homogénea. Dividimos la masa en 4 bolas, las envolvemos en papel film y las dejamos reposar en la nevera 3 horas como mínimo.

Pasado este tiempo, estiramos la masa con un rodillo sobre una superficie enharinada, la dejamos con un grosor mínimo de 0,6 cm y cortamos las galletas. Con los recortes hacemos una bola y los metemos en la nevera 15 minutos antes de usarlos de nuevo. Bea dice que podemos reutilizarlos 3 veces, pero que las galletas no saldrán igual de lisitas, a mí me ha salido alguna pompita en esas galletas.

Ponemos las galletas sobre la bandeja de hornear si nos cabe en la nevera o sobre un plato plano, y dejar enfriar otros 20 minutos. Esto es para que luego al hornearlas no pierdan la forma. Yo como no las iba a hornear hoy, sólo he metido las 6 que iba a hornear y el resto las he metido en el congelador.

Cuando las vayamos a hornear, precalentamos el horno a 180ºC (la bandeja la dejamos fuera del horno). Ponemos papel de hornear sobre la bandeja y colocamos nuestras galletas, que sean todas del mismo tamaño, cuando el horno esté listo las metemos hasta que los bordes estén doraditos. A mí estas me han tardado 12 minutos, para las grandes supongo que serán entre 16-18 minutos, pero mejor ir vigilándolas.

Cuando las saquemos del horno las dejamos 5 minutos reposar sobre la bandeja, veremos que las galletas están blanditas, pero no os preocupéis porque se van a endurecer un poquito. Pasados los 5 minutos, las pasamos a una rejilla y las dejamos enfriar por completo.

Para la decoración he usado:

- Fondant blanco de FunCakes sabor vainilla
- Colorante Rosa de Wilton
- Colorante Violeta de Wilton
- Colorante Azul Real de Wilton

Teñimos una bola de fondant con el rosa, otra con azul y una más pequeña con violeta, usando un palillo para coger los colorantes. Con la ayuda del rodillo estiramos el fondant, ponemos el cortador encima y con un cuchillo cortamos por la mitad del cupcake haciendo onditas.






Para pegar el fondant a la galleta, untamos la galleta ligeramente con mantequilla. Luego decoramos el cupcake como queramos, yo he hecho churritos con el fondant azul para hacer las lineas de las cápsulas, y bolitas con el violeta a modo de guindas. Para pegar sobre el fondant usamos un poquito de agua.

¡Espero poder poner pronto las galletas decoradas con glasa! ¡A ver qué me sale!

Eva

3 comentarios:

  1. Te han quedado estupendas!!! A mi no es que me gusten demasiado, me refiero al sabor, pero reconozco que se hacen verdaderas maravillas.

    Un besote!!!

    ResponderEliminar
  2. Tengo una amiga aficionada al boom del cupcake y las galletas decoradas que su regalo para un bautizo que tenía ayer, eran precisamente unas galletas en forma de biberón.
    Con dos encargos volvió de la fiesta y eso que la decoración quedó un poco... ejemmmm... Bueno, éso...
    Te han quedado preciosas, Caramelo! Y deben estar riquísimas.
    Seguro que aprovecharás una buena reunión de amigas para ir vaciando el congelador jejejeje

    Un besazo bonica
    Elly

    ResponderEliminar
  3. ¿En serio que es la primera vez? Pues te han quedado fabulosas. Cualquiera lo diría.

    Besos.

    ResponderEliminar

Instagram