Muffins de brownie y tarta de queso

Muffins de brownie y tarta de queso


Estos muffins combinan deliciosamente el sabor a chocolate de un brownie con una cremosa tarta de queso, ¡imposible comer sólo uno!


Aquí estamos una semana más y la receta que traigo hoy son estos muffins de brownie y tarta de queso, no sin dificultades he de decir. Sinceramente, pensaba que esta semana me quedaba sin recetar que publicar, y es que, si bien es muy fácil prepararlos, el problema vino a la hora de hornearlos, y es que la receta original ponía que se hornearan a 160ºC durante 20 minutos. A mí sinceramente esa temperatura no me cuadraba, pero yo soy muy obediente y seguí la receta tal cual. A los 20 minutos los muffins estaban crudísimos, como era de esperar, subí la temperatura a 190ºC y los tuve 15 minutos más y ya perfectos, así que calculo que poniendo la temperatura a 190ºC desde el principio, en 20 o 25 minutos deberían estar.



Muffins de brownie y tarta de queso



A pesar de todos los sudores y de pensar que se iban a la basura, el resultado fueron unos muffins muy ricos, y es que el brownie de chocolate combina con la tarta de queso a la perfección. Eso sí, muy fotogénicos no son, pero aún así dáles una oportunidad, ¿vale?

¡Vamos con la receta!



MUFFINS DE BROWNIE Y TARTA DE QUESO



Tiempo de preparación:
Tiempo de cocción:
Tiempo total:

Raciones: 12

Ingredientes: 

Para la capa de tarta de queso:

- 225g de queso en crema (tipo Philadelphia), a temperatura ambiente - 50g de azúcar
- 1 huevo L, a temperatura ambiente
- 1/2 cdta de extracto de vainilla

Para la capa de brownie:

- 110g de chocolate negro troceado
- 110g de mantequilla sin sal
- 150g de azúcar
- 2 huevos L
- 1/2 cdta de extracto de vainilla
- 70g de harina
- 1/4 cdta de sal

Preparación: 

 Pon el horno a precalentar a 190ºC, calor arriba y abajo. Prepara una bandeja para muffins con cápsulas de papel.


Capa de tarta de queso:

En un bol, mezcla el queso en crema con el azúcar, añade el huevo y el extracto de vainilla y remueve hasta que quede homogéneo. Te puedes ayudar de la KitchenAid con el accesorio pala o con una batidora de varillas si no te queda homogéneo, pero no batas en exceso. Reserva.

Capa de brownie:

En un bol que puedas meter en el microondas, pon el chocolate y la mantequilla y caliéntalo en el microondas a intervalos de 20 segundos, removiendo entre medias, hasta que el chocolate se funda por completo. Añade el azúcar y remueve con una espátula hasta que se integre.

Cuando esté templado, añade los huevos uno a uno, removiendo bien con la espátula hasta que se integren. 

Añade el extracto de vainilla y remueve bien.

Tamiza la harina junto con la sal encima de la mezcla de chocolate y remueve con la espátula hasta que que quede combinado, pero sin mezclar en exceso, si queda algún grumo no pasa nada.

Reserva como 12 cucharaditas de la mezcla de brownie y el resto repártelo en las 12 cápsulas. A continuación, pon la mezcla de queso encima. Para terminar, pon una cucharadita de brownie encima de cada muffin y con la ayuda de un palillo mézclala un poco con la crema de queso.

Hornea de 20 a 25 minutos, yo creo que más bien 20, hasta que, al pinchar con un palillo, éste salga con unas pocas migas.

Deja reposar en los moldes durante 10 minutos y después pasa los muffins a una rejilla hasta que se enfríen por completo.

Consérvalos en la nevera y sácalos un rato de antes de consumir.

Se pueden congelar.

Fuente: Pretty. Simple. Sweet.


¿Te ha gustado la receta de estos muffins de brownie y tarta de queso? ¡No te olvides de dejar un comentario! ¡Gracias!

Eva

7 comentarios:

  1. Eva creo que hoy reúnes, en un sólo bocado, tres de mis postres favoritos ¡es para morir del gusto! Menos mal que pudiste solventar el inconveniente de la temperatura y acabaste preparando unos deliciosos muffins que compartir hoy con nosotros. Tengo que prepararlos sí o sí, pero me asalta una duda ¿suben bien o no crecen? Para llevar una idea a la hora de llenar los moldes y sobre todo de elegir el molde con el que prepararlos. Esto de ser mamis blogueras y trabajadoras hace que tengamos que tenerlo todo atado y bien atado ¿verdad?

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cuca! No, no crecen nada, eso de llamarles muffins es más bien por el formato, pero en realidad es un brownie con una capa de queso, así que no crecen. Yo llené los moldes por la mitad más o menos con la mezcla de brownie, luego la capa de queso eché más o menos una cucharada y media en cada cápsula.

      Sí, como te falle la receta poca capacidad de reacción tienes entre el trabajo y el peque, menos mal que al final no salió mal la cosa.

      Un besazo.

      Eliminar
  2. ¡¡Hola Eva!! De todas formas, yo creo que cada horno es un mundo, y no hay nada como conocer el nuestro. El mío, si le pongo el aire y calor arriba y abajo, se me hacen perfectos en ese tiempo y con esa temperatura, aunque yo también soy de ponerle más temperatura, y me sale en menos tiempo, claro, pero hay cosas, que necesita menos grados y que se haga más lento.
    Yo también suelo hornear los muffins a más temperatura que 160º (para mi 170º) tal vez, al llevar tarta de queso, le venga mejor una temperatura un poco más suave, no sé, que digo yo, ja, ja.
    Lo cierto, es que tienen que estar riquísimos, y no sé si serán los muffins más fotogénicos del mundo, pero sólo el nombre, ya invita a comerlos, y cuando los pruebas, es cuando ya te parecen los mejores del mundo. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel desde luego, cada horno es un mundo, en el mío con esa temperatura no funciona, pero claro, mi horno no tiene aire, que eso también influye. Al final cada una conocemos nuestro horno sí.

      Un besazo!

      Eliminar
  3. Eva en mi experiencia repostera, que aunque últimamente la tengo muy abandonada, es suficiente, corroboro lo de los tiempos y los hornos, es super difícil aplicar una receta a nuestros hornos y clavarlo, cada horno es un mundo y yo que estoy acostumbrada a trabajar con varios diferentes casi a diario, a veces me hago un trompo porque cada uno va de un modo distinto.
    De todos modos los ha salvado con maestría porque a la vista está que deben estar deliciosos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapísima!!!
    Uy,uy,uy...Cuidadito que estos muffins tienen muuuucho peligro!! jajaja. Me encantan! Pero, ¡qué originales!. Ya para empezar, la tarta de queso es mi amor platónico, hecha en muffin no sé cómo tiene que ser eso pero anticipo que una cosa loca xD jaja
    Me parece una combinación súper original con el brownie, vamos, unos muffins de 10! =)
    Y bueno, lo de la repostería es un mundo. Entiendo perfectamente lo que dices...Yo creo que nunca sigo una receta al pie de la letra. Hay veces que sale mejor y hay veces que sale peor...Pero, cuando comencé, empezaba haciendo todas las recetas tal cual las veía...Y me llevaba muchas sorpresas.Algunas cosas, como tú decías, no me cuadraban, y así acababa siendo...un desastre. Pero de todo se aprende. La repostería es muy gratificante pero también muy delicada, hay que hacerla con cariño, mimo y mucho cuidado.
    Al final, el resultado ha sido espectacular así que, tienes que estar contenta ;)
    Un besote y feliz semana guapa!

    ResponderEliminar
  5. Eva, qué combinación tan divina. Esto lo tengo que probar. Debe ser una maravilla. Las imágenes me encantan. Adoro los muffins pues son más altos y más grandes que las magdalenas. Qué glotona que soy.
    Muchos besos y buen finde.

    ResponderEliminar

Instagram