Galletas de melaza y chocolate blanco

Galletas de melaza y chocolate blanco


Estas galletas de melaza y chocolate blanco son unas cookies jugosas, húmedas y blanditas. La combinación de chocolate blanco, melaza y jengibre es simplemente perfecta y ¡qué olor tan rico dejan en la cocina!



Galletas de melaza y chocolate blanco



Principio de semana de nuevo y aquí vengo yo con otra receta muy dulce. Ya tengo en el blog otras dos recetas de cookies de chocolate blanco, las galletas de chocolate blanco y pistachos y las cookies de chocolate blanco, y dirás, ¿era necesaria otra receta de galletas con chocolate blanco? Bueno, pues la respuesta es que sí, estas galletas no tienen nada que ver con las que ya tenía publicadas. ¿Has visto qué gordas y blanditas son?



Cookies de melaza y chocolate blanco



La melaza es uno de los ingredientes clave, pues es la que les porta esa humedad y que hace que sean tan blanditas. El otro ingrediente clave es el jengibre, combina genial con la melaza y le da un toque muy especial.



Galletas de melaza y chocolate blanco



Es importante que la masa repose al menos 2 horas en la nevera, esto hará que las galletas no pierdan mucho la forma y que queden gorditas al hornear, además de que gracias a que la masa está fría se formarán unas bonitas grietas.



GALLETAS DE MELAZA Y CHOCOLATE BLANCO



Tiempo de preparación:
Tiempo de cocción:
Tiempo total:

Raciones: 24

Ingredientes: 

- 375 g de harina de uso común
- 1 cdta de bicarbonato
- 2 cdtas de jengibre en polvo
- 1 cdta y 1/4 de canela en polvo
- 1/4 cdta de clavos molidos
- 1/4 cdta de nuez moscada
- 1/4 cdta de sal
- 170 g de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
- 150 g de azúcar moreno
- 100 g de melaza
- 1 huevo L, a temperatura ambiente
- 2 cdtas de extracto de vainilla
- 200 g de chocolate blanco troceado
- 65 g de azúcar, para rebozar las galletas

Preparación: 

En un bol, mezcla la harina, bicarbonato, jengibre, canela, clavos, nuez moscada y la sal. Reserva.


Pon el batidor plano, pon la mantequilla en el bol del robot y bate durante 1 minuto a velocidad media.

Añade el azúcar moreno y bate a velocidad alta hasta que quede esponjoso, como unos 2 minutos. Con la ayuda de una espátula, baja la masa que se haya quedado pegada a las paredes del bol.

Añade la melaza, el huevo y la vainilla. Bate a velocidad alta hasta que quede integrado, vuelve a bajar la masa de las paredes.

A velocidad baja, añade los ingredientes secos a la mezcla poco a poco. Cuando esté bien mezclado, añade el chocolate troceado a velocidad baja para que se repartan. Ten cuidado de no mezclar demasiado.

Tapa bien el bol con papel film, que quede tocando la masa y refrigera durante 2 horas mínimo y 3 días como máximo.

Cuando vayas a hornear las galletas, si han estado en la nevera más de 6 horas, deberás dejarla reposar fuera de ésta durante al menos media hora, ya que la masa estará dura y no podrás trabajar bien con ella.

Pon el horno a precalentar a 175 ºC y pon papel de hornear sobre la bandeja del horno.

Pon el azúcar en un bol y ve haciendo bolitas del tamaño de una nuez y rebozándolas por el azúcar antes de colocarlas en la bandeja. Deja un par de centímetros de separación entre galletas. No hace falta que las aplastes, déjalas en forma de bola.

Hornea de 8 a 9 minutos (yo las tuve 8 minutos), pasado este tiempo, sácalas del horno y aplástalas un poco para que se agrieten, yo lo hice usando el culo de un vaso. Mételas de nuevo al horno para que se horneen durante 1 minuto más.

Déjalas enfriar sobre la bandeja durante 10  minutos y , pasado este tiempo, pásalas a una rejilla para que se enfríen por completo.

La melaza la compro en Mercadona, si pones en google imágenes "melaza mercadona" te sale una foto del bote, en la etiqueta pone miel de caña.


Tips:

- Las galletas se conservan 5 días en un bote hermético o 7 días en la nevera.

- Puedes hacer la masa y congelarla hasta 3 meses. Cuando quieras hacer las galletas, sácalas a la nevera el día anterior y después fuera de ésta media hora antes de hornearlas.

Fuente: Sally's Baking Addiction

¿Te has suscrito ya a la lista de correo? Te dejo de nuevo el link debajo de estas líneas por si se te ha pasado. Prometo no saturar tu correo, sólo recibirás noticias mías una vez a la semana, haz click para apuntarte y no te pierdas ninguna receta, además de vez en cuando compartiré trucos y consejos que no publicaré en el blog, sólo para los suscriptores.




Eva

21 comentarios:

  1. Hola, que buena pinta, deli deli... Gracias por compartir la receta.... Se ven ñam...

    ResponderEliminar
  2. Pintaza tienen y no dudo ni un segundo que esten de rexupete ,pena de no poder dar cuenta de una uuuummmmm.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayy ya sabes que si pudiera os mandaba unas cuantas jeje. Besos.

      Eliminar
  3. ¡Hola guapi!

    Esto tiene pinta de estar delicioso, seguiré esperando mi receta con nata JUM!!

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. No se que es melaza ni me gusta el jengibre pero buena receta para a quien si :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La melaza es un tipo de miel, si no la encuentras podrías sustituirla por miel normal. El jengibre lo podrías omitir.

      Eliminar
  5. Ahhhh Eva, estas las hago sí o sí, me encantan todos y cada uno de los ingredientes que llevan. Ya te contaré...Me encanta la foto del interior, puedo sentir perfectamente la textura blandita y jugosa que tanto me gusta en una galleta :) Gracias por compartir linda, un besazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu bonito comentario! Besos.

      Eliminar
  6. ¡¡Hola Eva!! Nunca se tienen suficientes galletas de chocolate blanco, y para los fans como yo del chocolate, ¡¡todas las recetas me parecen necesarias e imprescindibles, ja, ja!! Además, tus galletas son tan irresistibles que no creo que haya nadie que evite esta magnífica tentación.
    Por cierto, no sabía lo de la melaza del mercadona, la probaré a ver qué tal. ¡¡Gracias por la idea y por el descubrimiento de la melaza!! Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte y dejar un comentario Isabel.

      Eliminar
  7. Hola guapa!!
    Acabo de conocer tu blog y me he quedado encantada!! Menudas recetas más ricas y más vistosas, me tendrás por aquí a menudo ;)
    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchas gracias, me alegro mucho de que te guste. Yo me voy a dar una vuelta por el tuyo también, que nada más abrirlo he visto unas magdalenas de lujo!

      Eliminar
  8. Qué delicia!! Deben de deshacerse en la boca!!
    Te han quedado fantásticas!!

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Ooooh, ¡me encantan!. No se cómo sabe la melaza pero creo que no me importa, jajaja. Me parecen las galletas ideales para picotear. Habrá que probarlas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia yo no le saco ningún sabor especial, lo que hacen es darle humedad a la galleta y que quede blandita, como un bizcochito.

      Eliminar
  10. ¡Hola Eva! Gracias por visitar mi blog, así he conocido el tuyo que no me explico cómo no había encontrado aún con la cantidad de maravillas que publicas ¡no tengo perdón!

    Estas galletas tienen una pinta increíble ¡me han encantado!

    Por cierto, como bien suponías, desde que nació Lara el tiempo se me va volando

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  11. Hola Eva, no es mi fuerte la repostería, menos aún las galletas, por eso me gustan estas recetas y aprender de ellas, además las explicas muy bien. Unas galletas exquisitas a juzgar por esos ingredientes ricos y aromáticos, para comerse unas cuantas en el finde con el café.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. La verdad esas galletas me motivaron a hacer unas .Gracias por compartir la receta .

    ResponderEliminar

Instagram